Abundancia y plenitud

Abundancia y plenitud

Abundancia y plenitud.

Hablar de Abundancia y plenitud puede ser ya un tema muy trillado, ahora, a mí me gusta enlazar la abundancia con la plenitud; porque cuando hablamos de abundancia no se trata solo de una abundancia material, quiero llevarte con este artículo a otro nivel; dónde puedas ampliar tu consciencia y llevar tu prosperidad a otro nivel.

Así que quiero empezar por qué nos demos cuenta cuantas veces al día o a la semana el tema de no sentirnos abundantes o de no tener el dinero que esperamos; nos lleva al malestar y nos quita La Paz. Nuestra vida esta llena de momentos y si multiplicamos estos minutos al día por los 7 días de la semana y luego por 4 semanas….

Digamos que gastas en el día 10 minutos en la mañana, 10 al medio día y 10 en la noche… son 30 minutos al día, por 7 días a la semana, son 840 minutos, al mes son 3.360 minutos y al año unos 174.720 minutos que en horas son 2.912 horas, 121 días al año en esa preocupación ahora multiplica esto por los años que quieras vivir de más y sabrás cuántos días vas a destinar a esa preocupación; digamos que quieras vivir 30 años más, serían 3640 días! Wow! Ahh! Ves la magnitud?

En ese tiempo de preocupación no hay paz no hay plenitud… Si tuvieras ese tiempo libre, que harías con él? ¿Te imaginas vivir sin esa preocupación? ¿Te imaginas poder sentirte abundante por mucho más tiempo sin razón alguna? Por eso vale la pena empezar a tomar medidas al respecto; a convertir tu abundancia poco a poco en algo permanente que no dependa de las circunstancias externas.

Lo primero para esto es darte la oportunidad de abrir tu mente y romper todos esos paradigmas que te hacen sentir mal acerca de la riqueza; que hacen que tu riqueza dependa únicamente de tus bienes materiales y de cuánto tienes en tu cuenta bancaria o cuánto ganas.

Esto lo puedes hacer a través de talleres especializados que vayan profundo a esas raíces y elevando la consciencia.

Hoy quiero explicarte cómo elevar consciencia, mira a tu alrededor, la madre tierra es abundancia, siembras algo y esto se multiplica; no hay que hacer mucho, ella nos da lo que necesitamos a todos, animales, plantas y humanos.

Por eso es que no ves un animal inquieto por no saber que comer mañana o por lo que pasará si se acaba lo que está comiendo; siempre encuentra la forma, en la naturaleza y eso es abundancia.

Para ampliar esta consciencia mira a tu alrededor tu abundancia, toma en estos momentos unos minutos para admirar todo de lo que puedes disfrutar y darte cuenta de que la prosperidad va más allá del dinero.

En el Samâdhi una persona empezó a practicar todos los conceptos allí enseñados con respecto a la abundancia y al cabo de los 2 meses un proyecto que llevaba 5 años sin resultados, de repente resultó. Y así de fácil puedes empezar a ser constante en tu riqueza para que esta fluya en tu vida.

Sabiendo que no importan las circunstancias, todo lo puedes cambiar cuándo cambias tu enfoque y encuentras la plenitud de confiar en qué hay una energía superior que nos sostiene y que responde a cada palabra y pensamiento que tenemos, haciendo realidad nuestros sueños.

Haz el ejercicio que aquí te indico y cuéntame tus hallazgos, empieza desde hoy a ver que la abundancia está en todas partes. Para desde allí atraerla a tu vida, cuándo empiezas a ampliar tu visión de esta parte, te das cuenta de que la abundancia depende de ti; no de tu cuenta bancaria y es allí dónde encuentras la plenitud porque sabes que no hay límites y que siempre que quieres algo,

Puedes encontrar los medios para que se haga realidad y en algunos casos con muy poco esfuerzo.

¡Deseo que seas muy abundante, pleno y feliz; creo que esto es posible para todos y cada uno de nosotros y que cuantas más personas pensemos en prosperidad más habrá para todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.