¿Cómo usar la PNL para cerrar ciclos y empezar un nuevo camino?

Cómo usar la PNL

¿Cómo usar la PNL para cerrar ciclos y empezar un nuevo camino?

Llega fin de año y por naturaleza todos pensamos de una u otra manera en cómo desearíamos que empiece el siguiente.

Esto responde a nuestros instintos cíclicos, nuestra vida está marcada por etapas que se procesan de manera absolutamente diferente en cada uno de nosotros.

Por eso, la sensación de cierre y el deseo de un nuevo comienzo cada vez que llegamos a este momento en el calendario. Incluso es interesante analizar cómo de manera cultural en cada región según sea su celebración de fin de año, se manifiesten los ánimos en distintos momentos.

Para la cultura occidental, diciembre representa el tiempo perfecto para hacer una pausa, un resumen, y una evaluación de lo que los últimos 12 meses significaron.

¿Tú lo haces por mandato o porque en tus intenciones está de verdad observar cuál fue tu evolución?

Desde la PNL las herramientas están diseñadas para dar esa luz que se necesita en momentos en los que hay que sacar la lupa para  identificar esos detalles que quizá no vemos o no queremos ver, pero que están generando un bloqueo hacia el avance y la evolución de nuestro propósito.

Soñar y desear, proponerse metas, imaginar una vida diferente, mejor, o potenciar una estabilidad a la que hemos llegado es señal de que tenemos un grado de consciencia que permite que veamos más allá de la rutina de lo que pasa cada día sin dejar una huella evidente.

Sin embargo, sin determinación y disciplina, esos cambios que tanto anhelamos, no se harán tangibles.

Y allí es donde confiamos en el poder de la mente y en la capacidad de la PNL para orientarnos hacia el cómo hacerlo.

Ejercicios de meditación, visualización, manifestación, entre otros, son los que alinean estos pensamientos hacia un objetivo claro. 

Por ejemplo, buscar un lugar tranquilo, donde no haya distracciones, hacer una especie de ritual; encender una vela y ponerle la intención para que ilumine este estado en el que vas a permitirte manifestar escribiendo en una hoja de papel los deseos que quieres que se cumplan.

En este ejercicio, como ya nuestros coaches nos han enseñado, es importante hacer una evaluación del impacto que van a generar una vez los consigas.

¿A quién vas a impactar positivamente cuando logres cumplir tus metas?

¿Cómo vas a sentirte una vez que lo estés viviendo?

Imagínalo, siéntelo, vívelo en tu mente.

Una vez que hayas puesto en palabras todos tus pensamientos; guárdalos como un recordatorio y suéltalo para que el universo y el poder de tu mente puedan empezar a realizar el cambio.

Este y muchos más ejercicios de PNL están diseñados para enfocarnos en el futuro que deseamos vivir y cómo empezar a traerlo al presente.

Todas las respuestas están en verdad en tus manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.