La Programación Neurolingüística PNL y las Ventas.

Las metas se dan de manera fácil, y para que esto se pueda dar, con la Programación Neurolingüística realizamos un trabajo que parte de:

La Programación Neurolingüística PNL y las Ventas.

En el 2016 me propuse varios retos y uno de ellos consistía en “aumentar mis ingresos”, fácil, ¿cierto? O ¿qué opinas? Realmente no tenía ni la menor idea de qué hacer o por dónde empezar, es decir, mi mente flotaba en blanco, nada se me ocurría; tuve algunos chispazos de algunas opciones, pero no lograba concretar una idea que pudiera convencerme de que había encontrado un camino, o quizás, que tenía una alternativa para arrancar.

Pasaron varios días y comencé a desesperarme, a sentir impotencia, a molestarme conmigo, pensé que este sería uno de esos retos en que el retador es vencido; y en este caso sería yo quien no cumpliría mi meta propuesta al final de año. Lo anterior, ¿se te hace parecido a lo que tal vez te ocurre cuando estás trabajando por resultados en la empresa para la que laboras?

Un día, en una mañana soleada.

Husmeaba en mis recuerdos lo bueno que disfrutaba jugando cuando era niño; estaba tranquilo, aunque no tanto porque no quería que me poncharan con la pelota que jugábamos.

Era muy divertido, estaba confiado de que sería el último y ganaría, de repente se atravesó el pensamiento retador; ¡Oye, si tú¡, deja de estar recordando bobadas, deberías estar pensando en:

– “cómo aumentar los ingresos”

– otros dirían partiéndote el coco

Así es que bájate de la nube, dijo el pensamiento… y sí, me baje de la nube, algo desconcertado, pero con una idea rondándome la mente, y esa idea era tomar la decisión de:

“Tranquilizarme y dejar de pensar tanto el bendito cómo” Esa decisión la, tome gracias que estaba empezando a estudiar Programación Neurolingüística, opinaran algunos: que flojo, pero esto tiene una razón de ser desde la Programación Neurolingüística.

Cuando logre relajarme, tranquilizarme y sonreír, pude dejar de creer en el “COMO”, y a su vez y sin querer queriendo; unas semanas después se me presentó una oportunidad que no había visto y fue él inició para obtener más ingresos.

Resulta que un día de trabajo, un jueves en la tarde en un seguimiento de proyectos se me ocurrió llevar tres tarros de mecato (lo que en Colombia llamamos por golosina) para compartir con los compañeros de oficina que asistirían al seguimiento, uno era de plátano limón, otro de yuquitas y el tercero de plátano dulce, pues quería hacer algo diferente para hacer más placentero ese espacio de rendición de cuentas que a muchos nos ponía muy tensos.

Y adivinen, la reunión cumplió el objetivo de realizar el seguimiento, estuvo amena y adicionalmente fue un éxito rotundo la mecateadera entre todos, tanto así, que termine vendiendo los productos todo el año y otros más; tuve ganancias adicionales entre 600 y 800 mil pesos al mes.

Y como se pueden dar cuenta, pude cumplir con la meta y descubrí el vendedor que había en mí, jajaja, es un decir, hay otras personas que son muy buenas; pero dudan de sus capacidades, yo soy un novato muy optimista.

Es importante aclarar que las características de un producto o servicio son muy importante a la hora de lograr una venta; pero no solo por las características el cliente compra o usa algo, hay otros elementos de mayor relevancia para el cliente que están asociados directamente al vendedor o al ejecutivo de cuenta.

Mientras estuve vendiendo el mecato de plátano y de yuca, inclusive hasta el día de hoy, estoy convencido de que cuando pones tu mejor actitud y agregas tus mejores cualidades a la mezcla; las metas se dan de manera fácil, y para que esto se pueda dar, con la PNL realizamos un trabajo que parte de:

  1. Poner metas claras.
  2. Romper creencias limitantes.
  3. Trabajar en la comunicación interior y externa.
  4. Trabajar en la comunicación consciente e inconsciente.

Estos cuatro puntos son claves en la Programación Neurolingüística.

Para ajustar y sintonizar tu proyección como persona y vendedor; de manera que puedas realizar un rediseño y reconocimiento de sí te gusta lo que haces si crees en el producto o servicio que ofreces. Sobre todo que entiendas que un “NO” que exprese un cliente, es el significado de que tienes una Nueva Oportunidad.

Les recomiendo leerse los 4 acuerdos de Don Miguel Ruiz, que aunque su enfoque no es directo al contexto de la venta; tiene todo que ver en relación con los vendedores, por lo que considero que es una muy buena base para construir el modelo de vendedor que te potencie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.