Los miedos paralizan, encuentra tu fuerza interior.

Los miedos paralizan

Los miedos paralizan, encuentra tu fuerza interior.

¿Te ha pasado de sentir en sueños que quieres correr y no puedes moverte del lugar donde estás? 

No poder avanzar, saber qué necesitas desplazarte para estar en un mejor lugar, sentirte a salvo y no poder es algo que generan los miedos.

Estos, indiscutiblemente tienen un origen profundo y por lo general se instauran en nuestra mente desde la infancia.

Nuestro entorno es en parte responsable de que estos pensamientos irracionales se instalen en nuestra mente y empiecen a afectar de manera inconsciente pero radicalmente nuestro comportamiento.

Rigen nuestras acciones, nos limitan y nos persiguen.

Por supuesto cuando somos pequeños y estamos creciendo, no es nuestra responsabilidad afrontarlos y evitarlos. Somos permeables a ellos y sin una guía clara y madura a nuestro lado, es complicado identificarlos como lo que realmente son.

A veces, los miedos, se vuelven tangibles. El cuerpo siente, reacciona, se manifiesta ante el poderoso estímulo que genera nuestro inconsciente y se nos complica controlarlo.

De ninguna manera se puede juzgar a una persona por no saber manejar esta situación, en cambio la solución que está al alcance de la mano de todos puede salvarnos, a nosotros mismos y a alguien más. 

Hay un abanico de posibilidades que representan la solución y en Libremente apostamos a la programación neurolingüística como una de ellas.

Sabemos que al ser una herramienta poderosa para alinear nuestros pensamientos, funciona de la misma manera para reprogramar los que ya están posicionados en nuestra mente. Podemos realizar cambios determinantes un paso a la vez, con constancia y determinación. 

Lo más importante es empezar por descubrir cuál es el verdadero origen de nuestros miedos, y preguntarnos si realmente tienen fundamento. 

Algunos, claramente, tienen coherencia: El miedo a la muerte, a la pérdida, a lo desconocido. En cualquiera de estos casos, hay un factor determinante y es que no tenemos el control. Para muchas personas esto representa un riesgo inconcebible, para otras es la posibilidad de vivir una vida en la que la confianza es la respuesta.

Es así como el camino a vencer los miedos, es diferente para cada uno.

Cuando hay una consciencia profunda y un deseo de superación, no hay nada que sea imposible. 

Creer que la PNL y sus diferentes técnicas pueden contener la respuesta a nuestra búsqueda, ha ayudado a muchas personas.

Por eso, si identificas la necesidad de recibir ayuda profesional, no dudes en hacerlo, sin temor a los juicios, con certeza de que vas a encontrar la solución que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.