¿Por qué es importante perdonar para vivir feliz?

¿Por qué es importante perdonar para vivir feliz?

¿Cuántas veces te has sentido agredido, ofendido, dañado o irrespetado por el otro? Si hiciéramos la cuenta sería muy difícil llegar a una cifra exacta en nuestra vida, pero lo importante es perdonar para vivir feliz.

Todos los seres humanos, muchas veces tenemos que vivir con recuerdos dolorosos de experiencias pasadas que nos hicieron daño; que nos causaron malestar físico o emocional, sucesos que recordamos con tristeza o amargura y que incluso hoy afectan nuestra vida cotidiana o no nos permiten avanzar hacia una vida plena y feliz.

Es allí donde cobra vital importancia la magia del perdón, magia muy poderosa porque tiene la capacidad de cambiar el pasado y darle un nuevo sentido a nuestro presente y a nuestro futuro.

Para activar este maravilloso don, este grandioso regalo del universo, nos corresponde dar varios pasos:

  • El primer paso es reconocer lo que me duele, lo que me molesta o lo que me hace daño. Si tengo rabia, reconozco esa rabia, identifico su origen. Cuando es contra una situación que me es adversa, ayuda mucho nombrar la situación que me molesta; si es contra una persona, es fundamental nombrar y verbalizar quién es esa persona, qué fue lo que me hizo, por qué me ofendió.
  • El segundo paso es identificar que esa situación o persona es tan frágil como yo, tan humana como yo, tan limitada como yo. De esta manera logro reconocer que todos los seres humanos somos proclives a equivocarnos. Unas veces sin la intención de hacer daño, otras veces con la intención de destruir al otro. En este paso sirve mucho darme cuenta también de cuántas veces hice daño sin querer o intencionalmente. Ponerse en el lugar del otro ayuda mucha para activar la magia del perdón.
  • El tercer paso es perdonarme, sentir que yo también he sido amado y perdonado muchas veces. Esto ayuda a liberar la carga de rabia y odio que siento hacia mí y luego hacia los demás. Recuerda que ningún sentimiento viene de afuera. Todo sale de ti y regresa a ti.
  • El cuarto paso es darme cuenta de que todo lo que sucede a mi alrededor con situaciones o personas, está ahí para mi crecimiento y evolución. Si soy capaz de reconocer que cada cosa que me pasa en la vida me está ayudando a encontrarme y a crecer en todo sentido, habré dado un gran paso hacia mi evolución humana.

Considera que el perdón es un regalo divino. Lo recibes de otros y lo das desde tu ser sin esfuerzo. Para que el perdón realmente surta efecto y te ayude a sanar, debe ser sincero, no forzado.

Perdonar no significa olvidar o permitir que te vuelvan a hacer daño. Cuando perdonas puedes recordar sin dolor y esa es una gran señal de tu transformación interior. Cuando perdonas, transformas el pasado y eso también ayuda al otro a transformarse.

El perdón y el amor son dos regalos que vienen sin esfuerzo. Los recibo e igualmente los doy en un ciclo infinito de abundancia que fluye a través de mi ser y me permiten vivir una vida en paz, armonía y felicidad.

Si quieres aprender a perdonar para tener una vida más tranquila, te invitamos a participar en nuestro “Taller del Perdón” que puedes encontrar aquí en nuestra tienda online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.